México ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

En estos días, México presenta un examen muy importante. Ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, México presenta su segundo Examen Periódico Universal sobre la situación de los derechos fundamentales en el país. Pero, sobre todo, deberá informar sobre las 91 recomendaciones que el mismo Consejo le señalara cuatro años atrás, cuando presentó su primer examen. Hay, por lo menos tres hechos relevantes, desde donde nos preguntamos: ¿qué cuentas reales rendirá el Estado mexicano en Ginebra y qué nuevas recomendaciones le harán?

En primer lugar, está el asesinato de la defensora de DH, Rocío Mesinos Mesinos, de la OCSS, apenas el sábado pasado. En segundo, hoy se cumple un año de la desaparición forzada del líder indígena nahua Celedonio Monroy Prudencio, en el sur de Jalisco. Tercero, también hoy se cumple un año del asesinato de Ismael Solorio y de su esposa, Manuela Solís. El común denominador de los tres casos, es que son defensores de los DH, en especial, en defensa de su tierra y territorios; en los tres casos no se ha hecho justicia, se dice que se está investigando, pero no se dice con qué resultados. De esta manera, la presencia en Ginebra de Rocío, Celedonio, Ismael y Manuela, serán la más contundente evidencia de la violación sistemática de derechos fundamentales por parte del Estado mexicano y su incumplimiento de innumerables recomendaciones que los organismos internacionales, tanto de la ONU como de la OEA, le han hecho a México, incluyendo cinco sentencias condenatorias de la Corte Interamericana que no han sido cumplidas a cabalidad. Eso sí, México hará una representación magistral de lo que ha hecho en materia de DH, comenzando con una reforma constitucional que está para presumirse, pero no para cumplirse. Ya imaginamos a los personeros que representan a México ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En esto de simular que se cumplen todos los compromisos en materia de DH, México es el campeón mundial. Si no, vea usted cómo a última hora, el presidente manda algunas iniciativas para reglamentar la suspensión de garantías, garantizar el debido proceso a extranjeros en proceso de ser expulsados del país y adecuar el delito de desaparición forzada de personas a los estándares internacionales, que lo considera imprescriptible, quizá un poco para ganar la benevolencia del CDH.

Pero resulta que la teatralización que México represente ante el CDH será desenmascarada por un conjunto de organizaciones que, desde hace 7 meses, enviaron al Consejo un informe sombra en el que señalan la permanencia sistemática de violaciones a los más elementales derechos. No sólo por la práctica de la desaparición forzada – más de 25 mil reconocidos oficialmente a nivel nacional, más de 4 mil en Jalisco – o por la práctica consuetudinaria de la tortura, sino también por la represión sistemática, la criminalización de la protesta social, el aumento de los feminicidios en todo el país, además de la cancelación de los derechos laborales de más de un millón de profesores en todo el país, a pesar de los amparos que se han interpuesto en estos días.

No son sólo organizaciones mexicanas las que desenmascaran y denuncian la simulación del Estado mexicano. Son también organizaciones internacionales, Amnistía Internacional en primer lugar, quien denuncia que “pese a que el gobierno de Enrique Peña Nieto asegura en su informe a la Organización de Naciones Unidas (ONU) que se han logrado importantes avances para garantizar la promoción

y protección de los derechos humanos, el hecho es que las detenciones arbitrarias, torturas, tratos vejatorios y desapariciones continúan impactando la vida de miles de mexicanos, lamentó Rupert Knox, investigador para México del organismo.”[1]

Como suele suceder en México: tenemos muy buenas leyes, pero no se cumplen. Si no, pregúntenle al MPJyD sobre la Ley de Víctimas, a los del Centro Prodh que fueron golpeados por la policía, si se cumple la Ley de Protección a Defensores y Periodistas; o a tantas organizaciones feministas, si se cumple la Ley por una Vida Libre de Violencia para las Mujeres. Por ahí va el teatro que México representará ante el CDH de la ONU en Ginebra.



[1] “Falla México en la tutela de los derechos humanos: ONU”, De la Redacción, p. 16, La Jornada, martes 22 de octubre de 2013

No comments yet.

Deja un comentario

*